Mar de influencias… Aspectos básicos en la realización de un cartel

cuadro de Yini Ajamil

En esta ocasión la imagen que encabeza un post de este blog no me pertenece y ello me alegra. Lo que empezó siendo una “vuelta de tuerca” a mi anterior web para poder presentar un portafolio más actualizable y manejable, se va enriqueciendo con los comentarios o correos de aquellas personas que me escriben para felicitarme o criticar o comentar cierto aspecto… El hecho de esta interactuación es como digo motivo de gran satisfacción… que igualmente puede ser llevada (la interacción) a casos particulares,… éste caso particular por ejemplo… en el que creé un cartel con base en la obra artística de una amiga, Yini Ajamil. Lo que quiero decir… ¿cómo catalogas algo en lo que intervienen tantas personas?. Es decir… si por ejemplo haces como en este caso un cartel, alguien pintó esa pintura y otro diseñó la tipografía, y a esos sentimientos unes los tuyos propios y… bueno eso sin contar con quién hizo de modelo. Lo que quiero decir… ¿contamos igualmente a aquellos que de alguna manera nos influencian con sus palabras o sus miradas, cuando abrimos nuestras creaciones puertas hacia fuera?… Lo que quiero decir… ¿y en qué lugar se sitúan aquellas personas que nos empujaron hacia allí, nuestros profesores o quizá nuestra novia o quizá algún familiar, por poner forma tangible a lo que no es otra cosa que nuestro deseo intangible?…

Hace poco leí en algunos blogs de diseño, diferentes post preguntándose una definición de diseño… a lo cual yo quizá debiera contestar “la reunión de un puñado de deseos encontrados”…

Sirva igualmente esta entrada como preámbulo del tema “Aspectos básicos en la realización de un cartel”.

(*** aprovecho también para recomendar la lectura del blog de Alfonso de Tomás, el cual se hizo eco hace algunos días de alguno de mi post; gran cantidad de enlaces y recursos por un apasionado de las artes gráficas y la preimpresión ***)

Evidentemente hablamos de los aspectos más básicos que deberíamos tener en cuenta en la realización de nuestro cartel. Hasta cierto punto obvios, pero es sorprendente cuantas veces son olvidados. Así pues los puntos básicos a analizar en la realización del cartel son:

  1. La visibilidad,
  2. la legibilidad,
  3. la expresividad.

LA VISIBILIDAD.-

La falta de visibilidad puede venir dada por:

  • la falta de contraste: no me refiero a la del propio cartel en sí mismo que igualmente puede suceder, sino a la del cartel con respecto a la zona donde se coloca (lo cual se olvida muchas veces). De esta forma, ya sea por falta de contraste por color o por forma, el cartel se convierte en lo que se llama “paisaje”, perdiendo toda efectividad en la comunicación.
  • la falta de espacio: cuántas veces hemos asistido un apilamiento de carteles, unos encimas de otros, que impiden la correcta lectura del mismo o la dispersión del mensaje… Por ello la compra de espacios publicitarios “baratos” donde es previsible que ello acontezca al final termina saliendo caro, en tanto en cuanto, nuestro cartel no va a tener ninguna oportunidad de comunicación.

LA LEGIBILIDAD.-

Ésta está en función de la distancia a la que el público normalmente lo visione. De esta forma es fundamental que los textos tengan contraste con respecto a los fondos en los que se sitúen; la letra actúa en este sentido como un elemento gráfico más y por tanto deberemos atender igualmente a la teoría del color (v.gr., Los textos negros sobre fondo blanco reflejan mayor legibilidad, sin embargo, el texto blanco sobre fondo negro no resulta tanto; según algunos estudios la combinación más destacada seria la letra negra sobre fondo amarillo, quizá por el hecho que el amarillo es percibido como señal de atención).

Igualmente el tamaño de las letras debe tener ciertas dimensiones que permitan su lectura.

distancia del público altura mínima de la letra
1 m 5 mm
5 m 1 cm
10 m 2,5 cm
20 m 6 cm
30 m 8 cm

LA EXPRESIVIDAD.-

La pregunta en este punto es, ¿la idea a transmitir se expresa mejor con un texto o con una imagen?. En este punto se debe tener en cuenta, respecto a las imágenes…

  • la imagen de un niño está considerada como el mejor elemento de reclamo.
  • el rostro de una mujer es una buena alternativa al niño.
  • las fotos dan más credibilidad que las ilustraciones, estimándose que se consigue un incremento del 25 % de mayor recuerdo del cartel.
  • si se coloca un texto explicativo debajo de la foto en un cartel, éste tendrá un índice de lectura superior al del texto sin comentario.
  • un cartel con saturación de colores tanto en la foto como en el texto, lejos de favorecer su lectura, dificulta su comprensión.
  • las imágenes evocadoras son las que mejores resultados dan en el punto de venta, puesto que las actitudes cognitivas y afectivas se transmiten de forma inmediata a la zona de percepción.

En cualquier caso como digo esto es muy relativo y debe atenderse a cada caso en particular, ya que evidentemente no siempre vamos a colocar a un niño o quizá para cierto caso lo que mejor vaya sea una ilustración…