Artefelino… La Regla de los Tercios

Cabecera Artefelino

Estos días me siento muy contento. Una de mis fotografías ha servido como portada para una revista de ámbito nacional: “TodoGatos”. Debo agradecer ello a Maribel y Carmen de “La Zarina”; en primer lugar por prestarme a Z*Simesis el Zorro para tal foto, y en segundo lugar por dar a conocer mi trabajo a los editores de la revista. Ciertamente quedé cautivado por esos ojos de tales animales, una mirada como la describen “viva y seductora”…

:: enlace a la galería con el reportaje fotográfico al completo ::

La ilustración que acompaña el principio de estas líneas la realicé como cabecera para Artefelino.

:: enlace a la web de artefelino ::

Portada de Todogatos

 

  

Esta portada puede servir como ejemplo para explicar “LA REGLA DE LOS TERCIOS”

Se trata esta de una técnica compositiva muy sencilla de utilizar y que por lo general ofrece buenos resultados. La misma se aplica dividiendo la imagen o composición en tercios, tanto vertical como horizontalmente, creando de esta forma una cuadrícula de nueve rectángulos y cuatro intersecciones considerados como puntos de máximo interés. De esta forma, los elementos principales del diseño se colocarían  cerca de las intersecciones de las líneas verticales y horizontales que dividen en tercios el largo y el ancho de la imagen, creando una imagen estéticamente agradable y balanceada.

Regla de los TerciosSi hacemos números observaremos que al dividir un diseño en tercios se obtiene una proporción distinta a la de la sección áurea (0,666… mientras que de la de la sección áurea equivale a 0,618); sin embargo, por la sencillez de ésta muchos consideran aceptable esta inexactitud.

En el ejemplo que nos ocupa, podemos observar como los ojos se han colocado sobre la línea horizontal superior (resulta un poco complicado el poner alguno de los ojos sobre la intersección sin sacrificar más “partes” del gato). Por otro lado, aunque en muchas ocasiones cuando el elemento principal del diseño o fotografía debe considerarse centrarse (evitando esta regla) para evitar desequilibrios composicionales, en este caso vemos como se ha optado por seguir respetando este principio y se ocupa dos franjas de rectángulos con el cuerpo del gato logrando así un mayor dinamismo en la fotografía.